YOYO, el cuadriciclo eléctrico de moda

Lo conocimos en el Expoelectric en noviembre del 2021, en el que atrajo muchas miradas por su moderna carrocería, sus vistosos colores con posibilidad de personalizar tanto su interior como su exterior y con ayuda plan MOVES de hasta 2.000 €.

Hablamos del YOYO, un micro coche biplaza catalogado como L7E-CU o cuadriciclo ligero, de tan solo 450 kg de peso y 2,53 metros de longitud, de diseño italiano y fabricado en el este tecnológico de China. Una solución de transporte urbana económica, divertida y amigable con el medio ambiente.

Monta un motor de 15 kW de potencia nominal que equivale a unos 20 CV de potencia, con una velocidad máxima limitada por software de 90 km/h y una autonomía aproximada de: hasta 150 km en modo City y 100 km en modo Sport.

Su batería está repartida en 3 módulos en serie de 3,43 kWh cada uno, sumando un total de 10,3 kWh (76,8 V x 135Ah) en química LPF. Esta composición es muy segura, sin riesgos de explosión, libre de cobalto y que permite hasta 2500 ciclos de carga y descarga, lo que nos daría para hacer cerca de 300.000 kilometros.

El cargador es de 2,2 kW de potencia, por lo que en unas 4 horas tendríamos la batería de nuevo al 100%. La carga se realiza por el frontal en la que una trampilla da acceso a la toma hembra Mennekes perfecta para enchufar la manguera tipo 2, compatible con la mayoría de los puntos de carga tanto públicos como privados en centros comerciales, supermercados, etc..

El consumo medio del YOYO se sitúa en tan 74 Wh/Km de media lo que supone un coste de recarga para un recorrido de 100 km de sólo 1,5€, lejos de los 10€ que nos costaría en un utilitario de gasoil o gasolina.

Nos sorprendió gratamente su amplia habitabilidad y amplitud de su interior, con espacio suficiente para ir dos adultos perfectamente. Los asientos de tela tienen un mullido firme y con un look moderno y atractivo. Dispone de un cómodo apoyabrazos en su posición central. Viene equipado de serie con calefacción resistiva de 1200W, aire acondicionado, alarma, keyless, pantalla TFT, techo panorámico, elevalunas y espejos eléctricos.

Su sistema de seguridad se basa en un bastidor de acero monobloque de alta resistencia, protección contra impactos laterales y frontales. Dispone además de frenos de disco a las 4 ruedas con sistema ABS, perfectos e idóneos si se quiere evitar accidentes o atropellos.

Tiene un ángulo de giro generoso que lo hace idóneo para aparcar en los sitios más complicados, incluso en plazas de parking estrechas y pequeñas. La dirección no es asistida pero el tren delantero pesa tan poco que no se echa de menos este sistema y es un elemento mecánico menos que mantener en el futuro. Su amortiguación es algo dura sobre todo la del tren trasero debido seguramente a su eje rígido y ausencia de trapecios, aunque dispone de muelle y amortiguador lo que le permite desenvolverse también bien en pistes forestales como tuvimos ocasión de probar. Nos comentan que las nuevas unidades dispondrán de un sistema de suspensión de nueva generación con diferentes amortiguadores y mejor soporte en la rueda.

Para iniciar la marcha tan solo requiere apretar el botón de Engine/StartStop, esperar unos 5 segundos a que se inicie el sistema de abordo con su checking interno, seleccionar el modo City o Sport y pisar el acelerador. La pantalla de 7” (opcional de 10”) cuenta también con un soporte muy práctico para sujetar con firmeza nuestro smartphone y podremos vincularlo al coche vía Bluetooth para por ejemplo enviar la música a los altavoces interiores o hablar por teléfono.

Puntos de mejora

Nos hubiera gustado que las luces de cruce e intermitentes fueran también de LED como ya lo son las de posición. Las ruedas son de acero y no de aluminio, aunque el tapacubos es muy bonito y de calidad. La sonoridad interior a 90km/h es mejorable y en ciudad el ruido obligatorio que le han puesto no es muy agradable, aunque nos dijeron que se puede desconectar por software si así lo solicita el cliente final.

Conclusión

El YOYO es una de las soluciones de transporte urbano con más recorrido en los próximos años y es que lo tiene todo: bueno, bonito y digamos también barato, si solicitamos la ayuda MOVES de hasta 2000€ a las que cualquier particular y empresa tienen derecho.  Es perfecto para llevar a nuestro hijo/a al cole y a las infinitas extraescolares que tienen hoy en día. También es ideal para ahorrar dinero en gasolina en nuestros desplazamientos cotidianos y es que la mayoría de nosotros solemos recorrer una distancia no superior a los 50-60 km diarios.

En definitiva, un micro coche polivalente que lo podrá utilizar toda la familia, con un diseño bonito y resultón apto para una amplia mayoría de bolsillos y que servirá para iniciarse en la movilidad eléctrica a la vez que ahorran dinero en carburante disfrutando de la conducción limpia y silenciosa.

Desde aquí un abrazo a Héctor de Autosi Sabadell (Barcelona) por dejarnos probar esta unidad. Si quieres conocer más acerca del YOYO y otro cuadriciclos ligeros eléctricos… ¡únete a nuestro grupo de Telegram! Te esperamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.